Tema: 1 El séptimo arte

Imagen del Hombre de la Cámra

Al hablar de los principios del cine resaltan las primeras películas en blanco y negro cuyo proceso de gestación terminó cuando los hermanos Lumière proyectaron las primeras imágenes en movimiento, para dar paso a su desarrollo, proceso que inicio desde que el hombre comenzó su evolución.

Si bien en un principio no se le reconoció como arte, en 1911 Ricciotto Canudo, acuño el termino séptimo arte al referirse al cine como el lugar para la convivencia de las demás artes, (escultura, arquitectura, música, poesía, baile, literatura) en su Manifiesto de las Siete Artes. Decía que era necesario que madurara para encontrar su propio lenguaje, así lo hizo, poco a poco comenzó a alejarse de sus principios teatrales propios de Georges Méliès y paso de a la atracción a la narración.

En estos momentos el mundo sufría cambios en todos los ámbitos, el desarrollo industrial y los conflictos bélicos propiciaron varios escenarios para la producción de filmes. En esos momentos el cine fue utilizado para fomentar el sentimiento de odio hacia Alemania, el gobierno tomó cartas en el asunto y las pequeñas compañías se unieron formando Ufa, (Universum Film A. G).

Comenzó la producción de cintas no solo de propaganda, también encaminadas a la educación. Alemania quedo bloqueada y no pudo estar al día con los adelantos ocurridos en el mundo y se ve reflejado en el Gabinete del Doctor Caligari de 1920, primera película del expresionismo alemán, si bien, las vanguardias caminaron de la mano con la tecnología y las posibilidades que ésta daba para expresar y crear, los limitados recursos propiciaron que la aportación de esta película fuera también su punto débil.

Su escenografía es trascendental debido a la irrealidad que maneja con ángulos y matices angustiantes sumergiéndote en la mente de Caligari y de Francis. Así lo explica Román Gubern: “la aportación de la película, que abría una nueva dimensión imaginativa, insólita y subjetivista a la producción cinematográfica, como contrapartida encarrilaba al joven arte hacia una peligrosa cine plástica de servidumbre pictórico-escenográfica, desechando la movilidad de la cámara, el poder creador del montaje y el rodaje en escenarios exteriores, en un retorno a la vieja estética de Méliès. Jean Cocteau señaló los peligros de este estilo asfixiante y teatralizante al escribir que es un error fotografiar decorados sorprendentes, en vez de procurar esta sorpresa por medio de la cámara”. Cit. pag. 231.

Le siguieron pocas películas del mismo corte con sus cualidades particulares como Nosferatu de 1922 y más adelante Marcel Duchamp, Fernand Leger y Man Ray produjeron sus propias películas experimentando con el cine con Anémic cinéma (1923), Ballet mécanique (1924) y Les mystères du châteu de Dé (1929).

Por otro lado, en Rusia también se hicieron películas con el apoyo del gobierno, el cineasta más importante fue Serguéi M. Eisenstein con su repertorio de éxitos entre ellos el Acorazado Potemkin. Hasta este momento las películas muestran la realidad que el gobierno, los productores, directores, guionistas quieren, su propia visión ante el momento histórico que vivían.

En 1929, Dziga Vértov,  mostro la película El Hombre de la Cámara, cinta en la que muestra un gran trabajo de rodaje y de montaje. Contrario al cine expresionista alemán, Vértov, estaba en contra del cine convencional, donde se hacía uso de elementos como decorados, iluminación, los mismos actores y hasta el guion.  Quería captar la “verdad” cinematográfica: “fragmentos de energía real que, mediante el arte del montaje, se van acumulando hasta formar un todo global”, permitiendo “ver y mostrar el mundo desde el punto de vista de la revolución proletaria mundial”.

Junto con Yelizaveta Svílova y otros personajes del cine soviético desarrollo la teoría del cine-ojo, en pro de las imágenes cotidianas que vivía el pueblo.  El Hombre de la Cámara revoluciono el género documental teniendo solo dos protagonistas, el cameraman y el pueblo haciendo un análisis marxista de las relaciones sociales.

Como vemos, el cine aglutinó a las demás artes pero adquirió su propio lenguaje, su camino se ha visto y se seguirá viendo intervenido  por el contexto histórico, político, económico y social. Esa verdad o realidad de la que habla Dziga Vértov se construye aun en los documentales y noticiarios, son interpretaciones. El cine queda como registro de una época, de una historia, de la historia de la humanidad.

Equipo Wizardz

Bibliografía

Jorge Gorostiza, (2005) “Investigación El cine, lugar de encuentro entre las artes” Recuperado el 7 de Septiembre de Revista HP,http://www.iaph.es/revistaph/index.php/revistaph/article/view/2102/2102#.UkYbUoZWym4

Adolfo Vásquez Rocca, (11/2005) “Cine, literatura y arte combinatorio” Recuperado el 7 de septiembre de 2013, de NÓMADAS – REVISTA CRÍTICA DE CIENCIAS SOCIALES Y JURÍDICAShttp://pendientedemigracion.ucm.es/info/nomadas/11/avrocca3.htm

Gubern, Roman, “Historia del Cine “, Editorial LUMEN, 1969

This entry was posted in Ensayo and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s