Tema 1. Antecedentes e Historia del cine: Aportaciones de Georges Méliès

Equipo: Tres ellas y un él

Adentrarse en el mundo mágico de Georges Méliès es dar la vuelta al mundo en mucho más de ochenta días, es viajar a una realidad muy personal de este genio francés. Gracias a su visión, su creatividad e ingenio, el invento de los Lumiére tuvo trascendencia en la historia del arte mundial.

Dicen que el mundo es de los que se atreven, de los que corren riesgos sin miedo al fracaso. Creo que es la manera de resumir la actividad de Méliès previa al retiro, al de ser una víctima más de la guerra, no son para menos los alrededor de quinientos filmes dirigidos y actuados por él mismo.

El cine resulta ser un invento de más de un inventor, pues a la vez que en Europa es desarrollado el cinematógrafo por los hermanos Lumiére, en America es Alva Edison quien construye el Kinetoscopio. La diferencia entre ambos inventos es Georges Méliès: pues de ambos sus creadores creyeron que no trascendería, el único que verdaderamente apuesta por este aparato es él, quien no solo intenta comprarlo, y ante la negativa no se rinde y se hace del suyo propio, sino que además lo interviene con sus conocimientos para conseguir además su propia cámara.

Con su propio teatro, su conocimientos tecnológicos en la industria del calzado –de la que salió por antipatía ante el oficio familiar- y su propia compañía de teatro, incursiona en la naciente carrera de la cinematografía, convirtiéndose en el original padre de la magia del cine.

Un afortunado accidente ayudó a Méliès a descubrir el efecto stop trick que le fue de gran utilidad para crear la ilusión de desaparición de muchas de sus películas. Esto sucedió mientras filmaba una escena de tráfico parisino, su cámara se atascó y al correr la cinta parecía que un autobús se transformaba en carro fúnebre. Papá Georges –como es llamado en la película de Martin Scorsese- es también pionero de los efectos especiales.

El guionismo –como adaptación de una obra literaria- también fue incursionado por él. Muchas de sus aventuras fueron inspiradas por las obras de Julio Verne, paisano y contemporáneo suyo, quien al igual que él, veía un mundo más allá del real, al que podía viajar: «Viaje a la Luna» y «El viaje a la luna» son muestra de ello. Así que podemos decir que Méliès también es antecedente obligado de la Ciencia Ficción y el cine surrealista.

Una aportación más a la industria cinematográfica son los pininos en la adición de color a la cinta. Junto con su equipo coloreaban con acuarela cuadro por cuadro hasta darle el tono y matices deseados.

Lamentablemente muchas de las películas del Maestro Méliès se perdieron producto de la crisis a la que se enfrentó después de la guerra. La gente no tenía interés en estar fuera de la realidad, ni en la magia, ni en las historias, el cine neorrealista se apodera de las audiencias. Méliès se ve obligado a vender su teatro y buena parte de su obra, que según la película de Sorsese, fue utilizada para hacer tacones de zapatos, para su personal desgracia.

Las aportaciones de Méliès son muchas, todas y cada una de ellas aún tienen eco en el cine que se produce hoy en día, aunque solamente se conserva una parte de su obra, es de valor incalculable para la historia y trascendencia del llamado séptimo arte.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s