Tema 4: El análisis de un film histórico

Por J. Chong García

Equipo GAMA

Marc Ferro comenta en su libro “El film, ¿un contraanálisis de la sociedad?”  Que todo film es histórico, esto debido a que “la cámara revela el comportamiento real de la gente, la delata mucho más de lo que se había propuesto. Descubre el secreto, exhibe la otra cara de una sociedad, sus lapsus”.

Si bien todo film, al igual que todo objeto; material o inmaterial; creado por el hombre es un reflejo fiel del comportamiento y el pensamiento del ser humano a lo largo del tiempo; también es cierto que para que pueda ser considerado histórico; hablando en un sentido estricto; es necesario meter a dicho objeto (el film en este caso) dentro de un contexto político, filosófico y social, pero, sobre todo, para ser histórico debe tener una relevancia, debe ser trascendental dentro de panoramas futuros; de lo contrario solo es un dato más, que ni da ni quita al panorama estudiado o referenciado.

La disciplina de la historia, al igual que muchas otras, se basan en su estudio en objetos físicos que dan un testimonio de lo ocurrido y sobre estos se puede dar un análisis, sin embargo y como en muchas otras disciplinas y pseudociencias, ese análisis siempre se dará a partir del enfoque del observador, por lo que un mismo fenómeno pueden verterse varias interpretaciones de los hechos.

De esta manera, la historia en su lado más puro expone los hechos tal cual ocurrieron, y por otro lado, los interpreta de acuerdo al contexto social y político que envuelven al hecho, siempre intentando verlos desde todos los ángulos posibles para poder conservar, en medida de lo posible, su objetividad.  Estos ángulos son tomados y reinterpretados de acuerdo a las conveniencias de quien lo hace, para poder exponer un punto de vista especifico acorde al hecho, de tal modo que subjetivara la información.

El cine no es la excepción a este caso, y sobre eso Martín A. Jackson comenta que  “El cine tiene que ser considerado como uno de los depositarios del pensamiento del siglo XX, en la medida que refleja ampliamente las mentalidades de los hombres y las mujeres que hacen los films. Lo mismo que la pintura, la literatura y las artes plásticas contemporáneas, el cine ayuda a comprender el espíritu de nuestro tiempo.” En ese sentido  el señor Martín tiene razón, a través del cine se reflejan los pensamientos de una época, en cuanto a las temáticas que abordaban como en el modo en que lo hacían.  Sin embargo, hablando estrictamente de un análisis histórico del film, es necesario desmenuzar a detalle todos los elementos para poder determinar el contexto político y social del film independientemente del punto de vista del realizador, que,  aunque es importante analizarlo de igual forma, al separar el lado histórico y el punto de vista del realizador se puede dar un mejor uso del filme como un elemento histórico, capaz de utilizarse en ambientes educativos, sin importar el foco en que se centre, ya que se mantiene su objetividad.

Con esto no quiero decir que lado subjetivo del realizador del filme le quite a este su esencia histórica y social, ya que dependiendo del enfoque de este el filme puede incluso ganar elementos de historicidad, dándole flexibilidad al suceso.   Sin embargo es importante conocer a fondo ese enfoque y porque utilizarlo dentro de un determinado contexto político y social en el filme.

De esta manera, podemos encontrar bajo un mismo hecho; por ejemplo, la segunda guerra mundial; un abanico de posibilidades que en conjunto dan un panorama histórico mucho más exacto y fiable, ya que se abordan escenarios diferentes en cuanto a su contexto socio-político, filosófico, psicológico, etc. Siempre y cuando el factor de perspectiva del realizador no influya significativamente en el filme, al grado de perder sus elementos de historicidad.

Es debido a esta versatilidad que tienen el filme, y a su gran proyección que actualmente tiene a nivel mundial como medio comunicativo, que se ha aprovechado para su utilización como medio propagandístico de una determinada ideología, utilizando el elemento histórico como foco para plasmar las ideas y darles una supuesta trascendencia y veracidad.  En cuanto a su efectividad y trascendencia esta dependerá, entre otros, del apoyo recibido de asociaciones públicas o privadas afines en ideología que le den publicidad y apoyo (o en su contrario, al ataque y prohibición de quienes están en contra) así como del nivel de veracidad en cuanto a sus elementos históricos, ya que al apoyarse de este para su realización no puede perder por completo su lado real (al menos que la intención sea distinta, como; por ejemplo; un relato de fantasía).

Es de esta manera que la utilización de la historia en el filme es muy importante y que el estudio y análisis de este tipo de filmes no debe dejarse a la ligera, ya que hay varios factores que pueden apoyar o dificultar su empleo futuro.

Fuentes de consulta

Ibars Fernández R. y López Soriano I. “La historia y el cine” (proyecto Clío no.32). Recuperado el 05/10/13 de http://clio.rediris.es/n32/historiaycine/historiaycine.htm

Bernárdez A. “Violencia y cine: El sabor amargo de una fascinación”. Recuperado el 05/10/13 de http://pendientedemigracion.ucm.es/info/per3/profesores/abernardez/pdfs/Cine_y_violencia.pdf

This entry was posted in Ensayo and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s