Tema 6. Todo mundo puede ser célebre un cuarto de hora

Equipo Tres ellas y un él

El título del presente reutiliza una expresión del célebre Warhol que bien se acomoda a lo que aquí trataremos.

Como se ha podido observar a lo largo de este tema, los géneros televisivos son muchos, muy variados y se complementan  unos a otros creando nuevas variantes de oferta para los espectadores. A su vez no hay un espectador específico para cada género televisivo, es una diversidad que se alimenta y que crea una audiencia mucho más compleja de lo que existía anteriormente.

En la televisión abierta de México la cantidad de géneros televisivos es amplia aunque vemos que sí se ven limitados a una televisora, un canal o una hora determinados. Sabemos que hay canales específicos donde se exhiben telenovelas o dibujos animados, o que de cierta hora a cierta otra está la barra de programas de revista o de noticieros.

Desde finales de los ochentas los reality shows, el rescate de la gente común de carne y hueso, ha cobrado un auge tremendo, es reflejar la cercanía que tiene la audiencia con la magia de la televisión, literalmente obtener los cinco minutos de fama o la celebridad de cuarto de hora como dice Warhol. Pero es solamente un auge, pues el género existe desde 1948 con un programa de cámara escondida.

La complejidad del reality show lo lleva a su vez a tener subgéneros: love story, reality risa, psico show, real life, búsqueda de talentos, tele-veritá, entre otros. «Se trata de un cambio profundo del modelo comunicativo que afecta a todos los medios, donde lo que está en juego es el concepto mismo de la esfera pública como espacio de representación del poder establecido. Sirve de escenario para la lucha éntrelos intereses institucionales y comerciales, sin garantizar el interés público» Vilches

Entonces ¿vemos lo que hay u  ofertan lo que vemos? Esta pregunta se responde de diferente manera según el nivel socioeconómico de la audiencia. No justifica de ninguna manera el consumo de telebasura, sin embargo si es determinante que quienes tienen acceso a la televisión pagada, tienen mucha más oferta de contenidos. En la medida en que los espectadores consuman contenidos inteligentes se obliga a las televisoras a producirlos. A final de cuentas como dice Vilches, para las difusoras se trata de ver por sus intereses más que por los del público.

Fuentes

Telerealidad

http://www.quadernsdigitals.net/datos/hemeroteca/r_32/nr_467/a_6323/6323.pdf

Redalyc

http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=31601205

Advertisements
This entry was posted in Ensayo and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s