Tema 7. La Internet como quiebre en la sociedad y en su lenguaje

La Internet en nuestra vida diaria ha llegado a ser tan necesaria, recuerdo no hace mucho tiempo (5 años atrás) que la Internet se veía como un medio de conocimiento e información, que solamente lo utilizabas para este fin.

Sin duda la Internet ha sido un invento revolucionario que facilito nuestra búsqueda de conocimiento. Es un espacio casi infinito y por ende de demasiadas posibilidades de explotación, haciendo que hoy en día casi todo lo hagamos con la ayuda de Internet.

Esto hace que nuestra forma de socializar sea afectada, nos comunicamos, nos entretenemos, nos informamos en la red.

Ha desplazado a otros medios de comunicación como la televisión, la radio, y los medios impresos, también ha desplazado al cine las consolas de videojuego entre otras formas de entretenimiento.

Actualizarse o morir.

Esto ha dado a surgir híbridos donde un programa televisivo o consolas de videojuegos ofrecen productos o servicios también en la red, ya no veo, en el caso de la televisión comerciales con la leyenda “coma frutas y verduras”, si no con la dirección de la página de Internet o el de alguna red social. Esto expande los servicios que ofrecen y la vida de los productos.

Las páginas de Internet y las redes sociales ha sido la trasformación más grande de la red ya que esto hace que se cree la idea de compartir gustos, e ideas, pertenecer. Haciendo que los servicios, programas etc. No vendan solamente un producto sino un estilo, o forma de pertenecer a algo.

Trayendo una forma de dependencia de estar conectado y de “socializar” con gente de todas partes, pero con algo en común, creando una especie de ruptura social ¿cuánto tiempo se pasa alguien pegado al monitor, solo, hablando con sus amigos?, ¿cuantas personas, que tienen más de 1000 amigos en su Facebook hablan con ellos en la vida real?, y aun así sienten que pertenecen a algo, aunque la empatía en la vida real siga aumentado.

¿La Internet depende de nosotros, o nosotros de ella?

¿Cuantas veces entramos a buscar información?

¿Cuantas veces prendemos la computadora sin saber que vamos hacer?

¿Cuantas veces actualizamos la página de Facebook para ver qué hay de nuevo, sin que nos salga nada?

Me viene a la mente un libro que estoy leyendo actualmente

FAHRENHEIT la 451 (Ray Bradbury)

Describe una sociedad en la que los libros y la lectura están proscritos, en la que impera el culto al hedonismo puro y duro y en el que los poderes públicos persiguen a todo aquel que posea libros, a todos los que todavía, a escondidas, se entregan al vicio de la lectura. En el país descrito por el autor hay que ser feliz por decreto, y la gran mayoría de la gente lo es. Claro que se trata de una felicidad vacua, implantada en los débiles cerebros de las masas a través, sobre todo, de la televisión. Leer obliga a pensar por uno mismo, y por lo tanto, impide ser estúpidamente feliz. Por eso en el país de Montag atesorar libros es un delito y leerlos un crimen severamente castigado por las leyes.

Montag, es un bombero. Pero en este mundo los bomberos ya no son lo que eran. Su función no es apagar incendios, sino provocarlos. En lugar de extintores emplean lanzallamas, porque su trabajo consiste en quemar libros, en reducir a cenizas hasta la última página impresa que caiga en sus manos.

Leyendo el libro de encuentro cosas muy similares en nuestra época actual, hablamos con personas que no conocemos y que llamamos “parientes” (amigos) en pantallas y no conocemos a las personas que están a lado nuestro, las publicidades se hacen de 70 m. de largo, para que sean vistas por las personas, ya que la gente corre demasiado y si fueran más cortas no se alcanzarían a ver, obviamente no se hacen de este tamaño actualmente pero si somos bombardeados de publicidad.

Ese mundo comienza porque las personas empiezan a acelerarse por causa de los medios, el mundo corre tan rápido que las personas no tienen tiempo de leer o de nutrirse, entonces las lecturas son reducidas hasta un punto que son resumidos en unos párrafos  porque la gente ya no tiene tiempo de leer. El individualismo desaparece y todos empiezan a ser iguales y se juntan en comunidades que poco a poco todos desaparecen como individuos.

Cuando Bradbury escribió esta novela, la caja tonta estaba en plena etapa de expansión. Aunque ya entonces se alzaron algunas voces advirtiendo de lo que podría ocurrir si el entretenimiento televisivo sustituía progresivamente a la lectura.

Este libro es interesante ya que describe a nuestra sociedad hoy en día, personas que están en su mundo virtual y no conocen ni siquiera al vecino.

Hasta qué punto es beneficioso la dependencia de la Internet o ¿llegaremos  a un nivel similar a la que nos cuenta este libro?

http://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=4x6jVUpr4mEC&oi=fnd&pg=PA7&dq=paginas+web+y+su+lenguaje&ots=jETWufRnnQ&sig=a0wKBSUoOAuK16JQHlPO9en3xGY#v=onepage&q=paginas%20web%20y%20su%20lenguaje&f=false

El lenguaje de Internet David Crystal

http://www.tendencias21.net/La-interaccion-en-linea-tiene-efectos-positivos-en-la-vida-real_a4405.html la interacción en línea tiene efectos positivos en la vida real Jueves, 6 de Mayo 2010 Catalina Franco

Equipo: wizards

 

 

Advertisements
This entry was posted in Ensayo. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s