Tema 8. Buscando a cupido en la web.

Equipo: Los Furbys de la baraja

Por: Viridiana Juárez Lozada

Vivimos en la era de la información, caracterizada por el uso de las computadoras y principalmente de la Internet  como medio de conexión con el mundo y con el entorno. Tan solo a principios del milenio en México era relativamente bajo el número de personas que contaban con una conexión a Internet en sus hogares, y de haberla era una conexión telefónica de baja velocidad y con muchas deficiencias. A tan solo 13 años este número ha crecido exponencialmente con conexiones más eficaces y veloces cada vez. Según el INEGI en el año 2010 aproximadamente el 30% de los hogares en México contaba con computadora en casa, de las cuales aproximadamente dos tercios contaban con conexión a Internet. Haciendo un total (en ese mismo año) de 32.8 millones de usuarios. Sin embargo estos datos se reducen solo al uso de la Internet en los hogares sin contemplar el trabajo, los teléfonos o los cibercafés. (1)

Lo realmente notable es el hecho de que con respecto al 2012 el número de usuarios de la red llegó a 45.1 millones de usuarios cuando en el 2006 era de tan solo 20.6 millones y seguramente para el 2020 el porcentaje de la población con acceso será mucho mayor. (2)

Es sorprendente darse cuenta cómo a raíz de su aparición, la Internet ha modificado no solo la forma en que las personas se comunican sino la forma misma en la que se relacionan. Si bien ha ayudado a acercar a personas que de otra forma no tendrían contacto, también ha hecho que las relaciones se configuren de una manera muy distinta a como se conocían hace 15 o 20 años.

¿Qué es lo que lleva a una persona a buscar relaciones personalesen la red? Entre las motivaciones sociales estaría por un lado a la soledad del individuo y la constante presión de la sociedad por encontrar pareja sobre todo a cierta edad cuando se vuelve más difícil hallar personas solteras. También puede deberse a la timidez de la persona pues un encuentro virtual evita sensaciones de incomodidad o ansiedad que tienen las citas cara a cara. Y no menos importante: conocer a alguien virtualmente puede hacerse desde la comodidad de tu silla sin necesidad de ir a ningún lado.

Para muchas personas, la red se presenta como una alternativa viable para la búsqueda de amigos o pareja ya que abre la puerta a todo el mundo, dando la oportunidad de conocer personas que de otro modo sería imposible de conocer. Siendo tan sencillo como abrir un perfil en una red social como Facebook y compartir la información que nos acercará a personas con intereses e identidades parecidos; o un poco más sofisticado con una cuenta en redes como Match.com para especificar el tipo de persona o relación que se busca. Y todo esto pagando por el servicio que te ayudará a encontrar a tu media naranja.

Lo que hace es más llamativo para las personas es la accesibilidad de estos sitios así como la posibilidad de interactuar en el anonimato, lo que crea una atmósfera de seguridad para los usuarios ya que les da pauta a actuar de una manera muy distinta a lo que son en realidad con tal de obtener lo que buscan. En la Internet se puede interactuar ocultando el nombre o utilizando un Nick lo que permite crear una identidad completamente nueva y hasta idealizada de la persona misma evitando mostrar aquellos aspectos que más le acomplejan.

“Estamos ante un sistema de relaciones interpersonales práctico, productivo, instantáneo, cómodo, barato y que preserva nuestra identidad si así lo deseamos. Un sistema dónde nuestros sueños pueden ser realidad a un módico precio y con bajos riesgos personales.” (Ardevol,2005. P.2)

La internet ha llevado a las personas a ver sus relaciones interpersonales en este medio no solo en términos de juego e ilusión de encontrar a alguien afín. Sino que también calculan su inversión según la productividad y las ganancias que obtengan con la contratación de servicios de citas online. Y si no hay éxito con esa persona siempre puedes volver a pagar para encontrar otra ya que uno de los beneficios de estos servicios es la posibilidad de tener más contactos de los que podrías obtener en entornos físicos como bares y discotecas. De algún modo las relaciones se han vuelto más superficiales y menos duraderas ya que si por algún motivo la persona pierde el interés puede romper el contacto en cualquier momento y simplemente botar en algún rincón de la memoria a ese desconocido virtual.

Más grave aún. Las interacciones virtuales tienen consecuencias y pueden afectar socialmente a los individuos en distintos ámbitos. Conlleva a un aumento de la soledad y de la depresión al tiempo que reduce la interacción personal cara a cara con familiares y amigos. Sin embargo, esto no es cierto para todas las personas ya que en muchos casos la aceptación social y la cantidad de contactos ha aumentado. Incluso las relaciones por medio de Internet han logrado que muchas personas tengan un mayor nivel de autoaceptación al encontrarse con que hay otras personas en el mundo en situaciones o circunstancias parecidas.

El uso de la web para buscar amor o amistad es definitivamente un arma de doble filo. Si bien puede hacer que las relaciones sean menos reales también ha ayudado a acercar personas con intereses y personalidades afines que no pudieran haberse encontrado de otro modo. Sin embargo, no se puede negar que es peligroso compartir información personal y dejarla a la vista de, literalmente, cualquier persona. Y que en algunos casos es preferible actuar protegidos en el anonimato que nos ofrece la Internet si se quiere evitar riesgos.

Las relaciones interpersonales se verán modificadas y reconfiguradas de muchas maneras mientras exista y se expanda la internet. Puede ser para mejor o peor, lo importante es saber hasta dónde es válido o pertinente buscar relaciones en este medio en detrimento de las relaciones físicas y el contacto personal cara a cara.

 

Fuentes de consulta

(1) Datos consultados de INEGI, retomado el 04/nov/13 de http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/comunicados/modutih10.asp

(2) Fuente: Estudios AMIPCI (2005-2012) Fuente: Cifras calculadas por COFETEL al mes de diciembre 2012, con base en información de INEGI / AMIPCI retomado el 04/nov/13 de http://www.amipci.org.mx/?P=editomultimediafile&Multimedia=348&Type=1

Ardévol, Elisenda. “Catálogo de sueños, las relaciones personales en internet como producto de consumo”. 2005. retomado el 04/nov/13 de http://www.media-anthropology.net/ardevol_catalogodesuenos.pdf

Moral, Félix. 2001. “Aspectos psicosocialesde la comunicación y de las relaciones personales en Interne”t. anuario de Psicología vol 32 retomado el 04/nov/13 de http://www.eqdpsicologos.com/componentes/documento/616651PB.pdf

 

Advertisements
This entry was posted in Ensayo and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s